07 marzo 2016

Dónde ver tigres salvajes. Mi primer avistamiento,Ranthambore.


Este pasado mes de noviembre se han cumplido cinco años desde mi visita a varios parques naturales indios. Guardo como un auténtico tesoro, los imborrables recuerdos recolectados a lo largo de los 15 días durante los que recorrimos varios parques naturales, además del fastuoso Taj Mahal.
La intención de este artículo no es otra que rememorar y mostrar a todos los amantes de la naturaleza, aquellos inolvidables momentos en los que tuvimos nuestro primer encuentro con un tigre de Bengala en estado salvaje.
Nos encontrábamos en Ranthambore, un parque bastante cercano a la capital y el más masificado de todos los que íbamos a visitar. Seguramente por eso, no teníamos depositadas demasiadas esperanzas en éste, nuestro primer parque.
Durante los dos primeros safaris que realizamos durante nuestro primer día, uno a la mañana y otro a la tarde, pudimos disfrutar de los bellos paisajes de Ranthambore y de la variada fauna que lo habita pero el añorado descubrimiento del escurridizo tigre se adivinaba como una tarea imposible.

Fue durante la mañana de nuestro segundo día cuando estando fotografíando unos chitales desde lo alto de nuestro camión, un jeep que venía de frente se paró a nuestro lado y su conductor se puso a hablar con el nuestro.
Inmediatamente nuestro conductor arrancó el camión y se dirigió con indisimuladas prisas hacia alguna dirección desconocida para nosotros aunque evidentemente, algo interesante parecía estar esperándonos.
De pronto vimos más vehículos parados cuyos ocupantes miraban entusiasmados hacia un punto fijo que nosotros no llegábamos todavía a distinguir. Inesperadamente y mientras todos nos afanábamos en descubrir qué estaba mirando toda aquella gente, nuestro guía con su dedo señalando frente a nosotros, pronunció la mágica palabra esperada por todos: ¡¡¡TIGER!!!

Allí, frente a nosotros, tranquilamente tumbado en un claro, acicalándose ajeno a la espectación creada y cerca de los lindes de la frondosa jungla, había un precioso ejemplar de tigre.
Los gritos de admiración se adueñaron de nuestro vehículo  mientras las cámaras fotográficas y de video no cesaban de inmortalizar el momento.
Este es el video de nuestro primer avistamiento de un tigre de Bengala en libertad y recoge momentos que nunca olvidaremos:




Pero lo que nadie aún adivinaba, era lo que estaba próximo a ocurrir y que nos cogió a todos por sorpresa sacándonos del estado de embobamiento en el que nos encontrábamos. 
Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, espero que un video valga bastante más y refleje las sensaciones que los allí presentes vivimos durante el desarrollo de los acontecimientos:




En efecto, no era un tigre sino dos los que pudimos disfrutar durante largos y excitantes minutos. Cuando el ejemplar que estábamos observando se acercó hasta el borde de la jungla, otro ejemplar más grande y que supusimos era su padre, le recibió sin demasiados signos de cordialidad. Los gritos de sorpresa y admiración inundaron el lugar de inmediato.
Como ya he comentado, fueron momentos inolvidables, momentos que unos apasionados de la naturaleza como nosotros, guardamos como uno de los más emocionantes vividos en nuestros viajes. 
Habíamos visto por primera vez en nuestra vida, en directo y en estado salvaje, a dos ejemplares de uno de los felinos más amenazados del mundo: el Tigre de Bengala (Panthera tigris tigris).
Todo un sueño hecho realidad!! 

2 comentarios :

Tawaki dijo...

Lo vuestro no es suerte, es que habéis hecho algún pacto con el diablo...

Estuvimos barajando ir a este parque, pero leímos que era muy difícil ver los tigres y nos decantamos por un viaje más cultural.

Impresionantes los dos vídeos; imagino la excitación de verlos en vivo y en directo.

aitor aitor aitor dijo...

Es cierto que no es sencillo verlos en un parque tan masificado y cercano a Delhi como éste pero la diosa fortuna nos acompañó en esta ocasión.
Una experiencia indescriptible!!!