27 junio 2014

Parque Manuel Antonio.


Hoy dedicaremos todo el día a visitar el parque de Manuel Antonio por lo que a las 7,30 ya estamos listos para desayunar y dirigirnos hasta el cercano parque.
Apenas comenzamos a recorrer los senderos del parque, tras pagar el ticket de entrada, gozamos de nuestro primer encuentro con un perezoso que descansa tranquilamente en lo alto de un árbol. Pensábamos que iba a resultar fácil ver a estos bonachones animales, endémicos de los bosques húmedos de esta parte del planeta pero lo cierto es que nos costó bastante poder localizarlos.
Como fanáticos observadores de fauna que somos, fuimos abandonando los caminos más frecuentados, adentrándonos por senderos solitarios con la esperanza de descubrir animales más escurridizos.
Así fuimos descubriendo lagartos, agutíes, capibaras, mapaches, coatíes y monos capuchinos o cariblancos.

20 junio 2014

De Playa Tambor a Manuel Antonio.



A las 6,20 ya salíamos de nuestro hotel en Playa Tambor, en previsión de las colas que pudiéramos encontrar para tomar el ferry que nos debería pasar a Puntarenas.
Afortunadamente, al cabo de unos pocos kilómetros infernal la carretera pasó a ser asfaltada. A pesar de todo tardamos 35 minutos en hacer los 25 kms que debíamos recorrer hasta llegar a Paquera.
Allí aprovechamos para desayunar algo antes de embarcar en el ferry. 
En aquellas fechas (2002) pagamos 4550 colones por el coche y conductor mientras que el resto de los pasajeros que íban en el coche pagaron 650 colones cada uno.

13 junio 2014

Montezuma, Cabo Blanco y Malpaís.


Permanecimos dormidos hasta las 7 de la mañana. Los planes para hoy eran visitar Montezuma y la Reserva Cabo Blanco que se encuentra a unos 11 kms.
La Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco fue creada en 1963 y alberga en su interior numerosas especies de aves marinas entre las que destacan los alcatraces pardos. Las grandes cantidades de excrementos, tiñen las rocas de un color blanco que puede ser observado a muchos kms de distancia.
La alta densidad de fauna que encierran sus bosques húmedos siempre verdes, atrajeron nuestra atención y la intención de recorrer los 5 kms de sendero que permiten las normas de la Reserva. 
La visita está limitada a 40 personas diarias por lo que tras un agradable desayuno en una terraza a orillas del mar en Montezuma, nos dirigimos a la entrada de la Reserva antes de que abrieran sus puertas.
Por desgracia, éstas no abrirían ni hoy ni mañana así que nos quedamos sin poder visitarla lo que nos obliga a cambiar los planes para hoy.
Finalmente decidimos ir hasta Malpaís para recorrer una zona de la que nos habían hablado maravillas. Las carreteras son muy malas en esta parte del país y cuesta bastante tiempo desplazarse por ellas. 
Aún así, la belleza de sus paisajes con unos bosques primigenios en su mayoría y unas playas vírgenes, bien merecen la visita.

06 junio 2014

De Ostional a Montezuma, una odisea.

Tras un agradable desayuno y el paseo por la playa de Ostional, volvemos a nuestro alojamiento para cargar el equipaje en el maletero de nuestro coche e intentar seguir nuestro camino hacia el sur, más concretamente hacia Montezuma
La gente nos ha dicho que lo tendremos difícil ya que el río que cruza la carretera baja muy crecido pero como ese punto crítico está bastante cerca, decidimos ir hasta allí para ver si podemos cruzar y evitar tener que dar un tremendo rodeo para llegar a nuestro destino.
Desgraciadamente, la gente tenía razón y era totalmente imposible cruzar ese río por lo que nos vimos obligados a darnos la vuelta y dar un gran rodeo hasta Santa Cruz . Deberemos abandonar nuestra ruta costera para adentrarnos al interior de la península de Nicoya; no hay otra opción.