06 abril 2014

El Serantes, centinela de la Ría de Bilbao.


Sobre la desembocadura de El Abra, donde la Ría de Bilbao se une para siempre con las aguas de mi entrañable Mar Cantábrico, se erige a modo de perpetuo centinela del lugar, el pequeño Monte Serantes.
A pesar de contar con tan sólo 452 metros de altitud, este pequeño monte que asemeja ser un volcán debido a su llamativa forma cónica, es visible desde casi todos los puntos de la comarca del Gran Bilbao.
A sus pies, el Puerto de Bilbao bulle de actividad mientras los molinos del pequeño parque eólico giran sin tregua animados por el fresco viento del norte que habitualmente visita esta zona.


En tiempos de la Guerra de la Sucesión y debido a su estratégica ubicación dominando la entrada a Bilbao a través de su ría, se construyó un fuerte con fines militares que se mantuvo en uso hasta 1910.


Los lunes de pascua su cumbre se ve invadida por millares de personas que acuden para celebrar la famosa romería de Cornites, una especie de pan relleno de chorizo y huevo cocido que recibe este nombre (bollo de Cornites).
A pesar de que su ascenso se acostumbra a hacer desde el santurtziarra barrio de Mamariga, mi recorrido comenzó desde el tranquilo barrio de La Cuesta en Ziérbena
Si se llega hasta allí en vehículo propio, se puede dejar en la Kultur Etxea o en el cementerio, unos pocos metros más adelante. 

Kultur Etxea
Cementerio
barrio de La Cuesta
                      
Allí mismo, en el cementerio, el camino se bifurca en dos.
Mi itinerario comenzó por el camino de la derecha y tras un recorrido circular, llegué de vuelta a través del de la izquierda tras atravesar el pequeño barrio de Valle.


bifurcación cementerio
 
    • Se puede bajar mi ruta en formato GPX, AQUÍ.
      Desde el barrio de La Cuesta, en Ziérbena, el recorrido se puede hacer tranquilamente en una hora a través de caminos y senderos bastante asequibles para todo tipo de excursionistas.
      Desde la cara norte se aprecia perfectamente el bidegorri que llega hasta la playa de La Arena a través del valle en un bonito recorrido.


       
      Más al oeste y si el tiempo acompaña, se puede apreciar la costa cántabra. Siguiendo el recorrido, al llegar a un pequeño alto, podremos observar gran parte de la margen izquierda y la entrada de la ría.


       
      Una vez en la cima, las vistas abarcan desde Punta Galea, en la margen derecha de la ría, pasando por varias localidades de esa misma margen, la entrada de la ría, margen izquierda, costa cántabra y una extensa cordillera montañosa que envuelve todo lo anterior. Sin duda, unas vistas privilegiadas.


      Tras las fotos de rigor en la cima del Serantes, comencé el descenso a través de su cresta a lo largo de un sendero que transcurre sobre el Puerto de Bilbao, posteriormente el de Ziérbena y finalmente, tras atravesar el escondido barrio de Valle, llegar de nuevo a La Cuesta.



       Un agradable paseo que se prolongó durante dos horas y media y que me permitió disfrutar de una bonita mañana primaveral.


      No hay comentarios :